PROYECTO ONNA

PROYECTO ONNA

Seguimos una semana más con los proyectos solidarios que están llevando a cabo los alumnos de segundo de carrera de la Universidad de Odontología de Sevilla junto con la Fundación de Odontología Social Luis Séiquer.

Los alumnos Marina Agredano Vera, Carlos Bracho González, Ángeles Delgado Romero y María Jesús Montaño García impartieron el pasado 12 de febrero el taller de salud bucodental en el Centro de la Congregación de Adoratrices en Sevilla dentro del proyecto ONNA.

Ocho chicas de entre 18 a 24 años que se encuentran en clara situación de exclusión social, victimas de la trata y de violencia de género, de procedencia nacional y extranjera (Cuba, Nigeria, Costa de Marfil y Marruecos) fueron las beneficiarias.

Nos cuentan en primera persona su experiencia:

“Antes de empezar con el taller, nos presentamos y tuvimos un primer contacto con las chicas, con el fin de conocer la capacidad de comunicación existente debido a la barrera idiomática para adaptar la presentación a sus conocimientos acerca del español.

Se hizo la exposición del PowerPoint lo más amena y participativa posible mediante la interacción con las jóvenes acerca de la salud bucodental: concepto de caries, dientes, importancia de la higiene oral, técnicas e instrumental de higiene, alimentos cariogénicos, etc.

Proseguimos con la parte práctica del taller, reflejando las técnicas del cepillado, hilo dental, etc. en fantomas y en las propias chicas. Además se hizo una exploración oral con fines didácticos entre ellas para poder observar su estado de salud oral y que ellas cogieran un primer contacto con el dentista, ya que muchas de ellas no habían acudido nunca.

Como refuerzo se les hizo entrega de materiales de higiene oral como cepillos, pastas de dientes y enjuagues bucales donados por la Fundación Odontología Social y la Facultad de Odontología de Sevilla.

A nuestra llegada, estábamos nerviosos y con la incertidumbre de no saber lo que nos íbamos a encontrar. La mayoría de las chicas al principio estaban poco receptivas, pero a medida que avanzó la exposición fueron participando en ella haciendo preguntas sobre los conceptos impartidos y contestando a las preguntas que nosotros realizábamos.

A la hora del taller práctico fueron muy colaboradoras, ayudando y observando a sus compañeras durante la exploración que realizamos.

Como experiencia personal fue muy gratificante, nos sentimos realizados como futuros odontólogos al realizar esta labor social. Además, pudimos observar que fue un taller productivo y didáctico, con el que las chicas se acabaron volcando, realizando al final preguntas sobre todos los ámbitos odontológicos (ortodoncia, implantes, los años de la carrera, cómo se podía estudiar, etc.). Las chicas quedaron muy ilusionadas con la idea de tratarse en la Fundación. Nos sentimos orgullosos del trabajo realizado y, sin duda alguna, volveríamos a repetir la experiencia. Es más, volveremos para realizar un nuevo taller enfocado a las madres y sus hijos que acuden a la asociación”

 

¡Muchas gracias!

Dejar una respuesta